Breves del Papa Francisco

96

Catequesis del Papa del Miércoles 27 de Abril 2016:




Reflexionemos sobre el buen Samaritano. Jesús trae esta parábola para responder a la pregunta de: ¿Cómo heredar la vida eterna? Porque para ello la respuesta que el mismo Jesús aprueba es: «Amar a Dios sobre todas las cosas, y tu prójimo como a ti mismo» y entonces surge la pregunta: ¿Quién es mi prójimo?

La respuesta de Jesús es que no es ni el sacerdote, ni el levita, no es quien frecuenta la casa de Dios y conoce su ley, sino el buen samaritano, un impuro, un judío cismático (como eran los samaritanos en ese tiempo), el que sabía amar al prójimo. No existe un verdadero culto si no se traduce en servicio al público. Ignorar el sufrimiento del hombre es ignorar a Dios. Dios sufre con nosotros, en los gestos y en las acciones del buen samaritanos, vemos la misma compasión de Dios.

El camino del buen samaritano lo tenemos que recorrer todos, así Jesús puede salvarnos.

Homilía del Papa del Miércoles 27 de Abril 2016:

Aún hoy en la Iglesia hay resistencia contra las sorpresas del Espíritu ante situaciones nuevas. Así vemos en los Hechos de los Apóstoles, el concilio de Jerusalén, donde el Espíritu hace todo, y fortalece a los creyentes para que permanezcan en la fe.

Vemos que en medio de una gran confusión, el espíritu ponía los corazones en un camino nuevo. El Espíritu los llevaba a ciertas novedades, cosas que nunca se habían hecho antes. Nunca. Ni siquiera se las habían imaginado. Como, por ejemplo, que los paganos recibieran el Espíritu Santo.

Pablo y Bernabé dijeron a la asamblea, todo lo que el Espíritu había obrado por obra del Espíritu. Así los apóstoles dijeron: «El Espíritu Santo y nosotros, hemos decidido». Por ello no hay que confundir las novedades del Espíritu, con las novedades mundanas, las modas.

Y el camino de la Iglesia es éste: reunirse, unirse juntos, escucharse, discutir, rezar y decidir. Y ésta es la llamada sinodalidad de la Iglesia, en la cual se expresa la comunión de la Iglesia. Y ¿qué hace la comunión? ¡Es el Espíritu! ¿Qué nos pide el Señor? Docilidad al Espíritu. ¿Qué nos pide el Señor? No tengamos miedo, cuando vemos que es el Espíritu el que nos llama.

Pidamos al Señor la gracia de la docilidad al Espíritu, para ir por el camino que el Señor Jesús quiere para cada uno de nosotros y para toda la Iglesia.Homilía 27 de abril 2016

Homilía del Papa del Miércoles 29 de Abril 2016:

La noticia que hemos oído de Jesucristo, según la primera Carta de San Juan, es que: «Dios es luz, y en Él no hay tinieblas», para estar en comunión con el Señor tenemos que caminar con el Señor. No podemos vivir una doble vida.

La mentira viene del Diablo, que es el padre de la mentira. Mentir y vivir una doble vida es pecar. Pero si alguien lo ha hecho, no se desaliente, tenemos un defensor, el Paráclito, el Espíritu Santo.

El nos perdonará, pero no debemos andar con un pie en la luz y otro en las tinieblas; no ser mentiroso. Caminemos en la luz, porque Dios es Luz.

Y si alguien peca, Él nos espera, nos perdona, porque es misericordioso y sabe muy bien de qué somos plasmados y recuerda que somos polvo.

Catequesis del Papa del Sábado 30 de Abril 2016:

Hoy reflexionamos un aspecto importante de la misericordia: la reconciliación.

Dios no ha dejado jamás de ofrecer su perdón a los hombres: su misericordia se ha manifestado de generación en generación.

Pecando, nosotros nos alejamos de Él, pero Él, viéndonos en el peligro, con mayor razón nos viene a buscar.

Dios no se conforma jamás con la posibilidad que una persona permanezca extraña a su amor, pero a cambio de encontrar en ella algún signo de arrepentimiento por el mal realizado.

Sólo con nuestras fuerzas no lograremos reconciliarnos con Dios. El pecado es de verdad una expresión de rechazo a su amor, con la consecuencia de cerrarnos en nosotros mismos, en la errada ilusión de una mayor libertad y autonomía.

Lejos de Dios no tenemos más una meta, y de peregrinos en este mundo nos hacemos “errantes”.

Cuando pecamos,le damos la espalda a Dios. El pecado aumenta siempre más la distancia entre nosotros y Dios, y esto se puede convertir en un abismo.

A pesar de ello, Jesús viene a buscarnos como buen pastor que no está contento hasta cuando no ha encontrado la oveja perdida. Él reconstruye el puente que nos une al Padre y nos permite reencontrar la dignidad de hijos. Con el sacrificio de su vida nos ha reconciliado con el Padre y nos ha donado la vida eterna.

¡Dejémonos reconciliar con Dios! es el grito que el apóstol Pablo dirige a los primeros cristianos de Corinto, hoy con la misma fuerza y convicción vale para todos nosotros.

Este Jubileo de la Misericordia es un tiempo de reconciliación para todos. Tantas personas quisieran reconciliarse con Dios pero no saben cómo hacerlo, o no se sienten dignos, o no quieren admitirlo ni siquiera a sí mismos.

La comunidad cristiana puede y debe favorecer el regreso sincero a Dios. ¡Ninguno permanezca alejado de Dios a causa de obstáculos puestos por los hombres!

Y esto a los confesores, por favor, no pongan obstáculos a las personas que quieren reconciliarse con Dios. ¡El confesor debe ser un padre! ¡Está en lugar de Dios Padre! El confesor debe acoger a las personas que van a él para reconciliarse con Dios y ayudarlos en el camino de esta reconciliación que está haciendo.

Este Año Santo sea el tiempo favorable para redescubrir la necesidad de la ternura y de la cercanía del Padre y para regresar a Él con todo el corazón.

Tener la experiencia de la reconciliación con Dios permite descubrir la necesidad de otras formas de reconciliación: en las familias, en las relaciones interpersonales, en las comunidades eclesiales, como también en las relaciones sociales e internacionales. Alguno me decía, los días pasados, que en el mundo existen más enemigos que amigos, y creo que tiene razón.

Hagamos puentes de reconciliación también entre nosotros, comenzando por la misma familia.

Palabras del Papa del Domingo 1 de Mayo de 2016, durante el Rezo del Regina Coeli en Plaza San Pedro:

El Evangelio nos lleva a la última Cena, cuando antes de afrontar su pasión, les anuncia a los discípulos que recibirán al Espíritu Santo, que les enseñará a los discípulos a comprender plenamente el Evangelio, a recibirlo y darle vida con su testimonio. Mientras está confiando a los apóstoles la misión de llevar el Evangelio por todo el mundo, les dice que no se quedarán solos, sino que Él permanecerá en ellos por medio del Espíritu.

El Espíritu tiene la tarea de recordar las enseñanzas de Jesús en las situaciones concretas de la vida para ponerlas en práctica.

Pidamos al Espíritu Santo, al leer todos los días un pasaje del Evangelio: «Que yo entienda las palabras de Jesús, y las entienda».

Jesús está cerca de nosotros, dentro de nosotros. El crucificado resucitado, por medio del Espíritu actúa en nosotros, y nos lleva como Jesús a donarnos por los demás, especialmente con los más necesitados.

Jesús nos ha dado la Paz de Dios, que es una paz muy distinta de aquella de los hombres. Todo discípulo llamado hoy a seguir a Jesús en la Cruz, recibe en sí mismo esa Paz, en la espera de la resurrección y las promesas de la vida eterna.

Que la Virgen nos ayude a ello.

Más fotos con mensajes de las catequesis del PapaHaciendo Click Aquí
Más fotos con mensajes de las homilías del PapaHaciendo Click Aquí

2 Comentarios

  1. Además de sus comentarios tengo algo muy importante:

    Disculpen interrumpir. El Purgatorio vivenciado por las almas intangibles es «un atraso espiritual para encontrarse con Dios y nuestros seres queridos en el Cielo luego de morir». Hay que admitirlo, es la cruda verdad. Y a ti te pregunto: ¿Te gustaría atrasarte para encontrarte con tus seres queridos en el Cielo luego que fallezcas? Lo mejor es NO ATRASARSE, así que mejor no sigamos el camino que conduce al Purgatorio sino que debemos seguir el camino que conduce al Cielo…..cueste lo que cueste, no estamos solos. Encomendemonos diariamente a Dios, ofrezcamos a Dios muchas Misas por las Almas Purgantes porque son los medios mas eficaces para ir reduciendo su tiempo de purificación. Amén.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here