10 Frases de Santa Catalina de Siena

19395
10 frases de santa catalina de Siena

No hay lengua que pueda describir la alegría del que aprende a sufrir todo por Cristo y aprende a hacerlo sin perder el ánimo y aún dando gracias a Dios por la dificultad, por la prueba, por la Cruz que nos une a Cristo.

Nadie puede ofender al alma, que a fuerza de conformarse con la voluntad de Dios, y llorar de amor por Cristo, se hizo paciente en la Caridad al prójimo, y amiga de la verdadera humildad. De estas almas huyen los demonios.

Cuando el alma deja el cuerpo, habiéndose consumido de amor durante su vida por la Caridad de Dios y la Caridad al prójimo, unida al Corazón de Cristo, se eterniza en infinitas lágrimas de amor.

Todos somos árboles de amor, y sin ser regados por el amor, no podemos vivir, porque Dios nos ha creado por Amor.

El amor más fuerte y más puro no es el que sube desde la impresión, sino el que desciende desde la admiración.

El alma que vive virtuosamente, planta la raíz de su árbol en el valle de la verdadera humildad, en cambio los mundanos la ponen en el monte de la soberbia; están mal plantados, y por eso no producen frutos de vida, sino de muerte.

Cristo me dijo: «Una flor del árbol del alma que me es muy desagradable, son los pensamientos de odio y desagrado hacia el prójimo.»

El humilde apaga la soberbia, pero … el soberbio no puede dañar a la humildad.

¡Oh María, dulcísimo amor mío! En Tí está escrito el Verbo, del que nosotros recibimos la doctrina de vida. Tu eres el pizarrón donde esa doctrina nos llega…

En las amarguras desearan la dulzura, y en la guerra, la paz.

SANTA CATALINA DE SIENA

LA VIDA DE SANTA CATALINA DE SIENALee más Aquí Oración a SANTA Catalina de SienaVer más Aquí

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here