ORACION PARA MARIA REINA DE LOS ANGELES

14149
MANDA SEÑORA A LOS ÁNGELES

¡Oh Venerada Reina de los Cielos y Señora de los Ángeles!

Porque haz recibido de Dios el poder y la misión de aplastar la cabeza de la antigua serpiente infernal; escucha madre nuestras humildes súplicas; manda a nosotros las santas legiones de Ángeles, y que a tus órdenes, combatan a los demonios, que en todos lados los combatan y los persigan hasta enviarlos de nuevo al abismo.

¿Quién como Dios?
Santos Ángeles y Arcángeles, defiéndannos y guárdennos. ¡Oh buena y tierna Madre! Que eres siempre nuestro amor y nuestra esperanza. ¡Oh divina Madre! Envía los Santos Ángeles para defendernos y rechazar lejos al demonio, nuestro mortal enemigo.

Amén.

Historia de esta oración:

Ante el gran combate espiritual que libramos, Dios nos protege.

Pero debemos rezar si queremos su ayuda.

El autor de esta oración a la Reina de los Ángeles, fue el Venerable Luis Eduardo Cestac, fundador de la Congregación de las Siervas de María:

En 1863 un alma… sintió su mente elevada hacia la Santísima Virgen, quien le dijo que efectivamente, los demonios andaban sueltos por el mundo, y que había llegado la hora de rogarle como Reina de los Ángeles pidiéndole las legiones santas para combatir y aplastar los poderes infernales.

–»Madre mía», dijo esta alma, «¿ya que eres tan buena, no podrías enviarlas sin que te rogáramos?»

–»No», respondió la Santísima Virgen, «la oración es condición impuesta por Dios para alcanzar las gracias».

– «Entonces, Madre mía», dijo el alma «¿querrías enseñarme tú la manera de rogarte?»

Y creyó escuchar la oración “Oh Venerada Reina…”

El señor Cestac fue el depositario de esta oración. Lo primero que hizo fue presentarla a Monseñor Lacroix, obispo de Bayona, quien le dio su aprobación. Inmediatamente mandó imprimir medio millón de ejemplares, que distribuyó gratis por todas partes.

No estará demás advertir que, durante la primera impresión, las máquinas se rompieron dos veces. La oración a la Reina de los Ángeles se extendió rápidamente y fue aprobada por muchos obispos y arzobispos.

San Pío X concedió trescientos días de indulgencia a quienes la rezaren.

María Reina de los Ángeles:

La solemnidad de Nuestra Señora de los Angeles se celebra el 2 de Agosto. Es muy revelador que la fiesta de la Asunción, Coronación y Nuestra Señora de los Angeles se celebren en el mismo mes, ya que su significado está unido.

Ya que no sólo es María la Reina de Todos los Corazones y la Reina de Todos los Santos, ¡Nuestra Señora es también la Reina de todos los Angeles!

Nuestra Señora de los Angeles es una fiesta muy especial para la orden Franciscana.

Cuando San Francisco oye de Nuestro Señor esas palabras famosas: «Francisco, ve y repara mi iglesia, que se está cayendo en ruinas», él al momento comenzó a reconstruir la Porciúncula, una pequeña Iglesia construida en honor de Nuestra Señora de los Angeles.

Así fue que la advocación de María Reina de los Ángeles tomó un lugar especial en el corazón de San Francisco.

[masterslider id=»4″]

6 Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here