Todo se ha cumplido

48
PASIÓN DEL SEÑOR 25 MARZO 2016

Todo se ha cumplido

El momento culmine del Amor, la Pasión del Señor:

La nueva alianza tuvo su sello en la Cruz, dónde el cordero de Dios, Jesús, el mismo Dios encarnado como hombre se entrega a cambio de nuestra Salvación.

Dios creador, Dios Padre, Dios omnipotente, cordero…




La voluntad de Dios, cumplida en la Cruz, se hace Señor de la historia a nuestros ojos, de la manera que el hombre no esperaba. Desde un humilde pesebre, a una predicación del Amor a los humildes, a la libre entrega a la tortura, la humillación y la muerte.

El Amor de Dios, es capaz de sufrir por nosotros, y por ello es amor, y por ello es el Amor.

La justicia de Dios se ha manifestado, «Todo se ha cumplido», el Señor, el Santo ha actuado la justicia, frente a nuestra injusticia.

El mensaje del Señor es la Cruz como camino. Donde ya no es justicia de ojo por ojo, y diente por diente. No es ya la justicia de los hombres. Es la justicia de Dios, del misericordioso, del que nos enseña a amar a los enemigos, que nos pide amar a los enemigos…

La justicia la tenemos que obrar nosotros, nos dice el Señor. La tenemos que practicar en la persecución, en las lágrimas, en la pobreza, en la injusticia de los demás, esto nos los dice en las bienaventuranzas.

Si esperáramos a que los demás actúen bien para actuar bien, nunca actuaríamos bien… En cambio con este nuevo concepto de justicia del Señor, nosotros somos llamados a ser sal y luz del mundo, nosotros estamos llamados a imitarlo, y como él dar testimonio de cumplir la voluntad de Dios en medio del pecado. De actuar bien con los que con nosotros actúan mal. Con los que nos acusan injustamente, con los que nos producen indecibles dolores… Debemos romper nosotros la cadena de responder al mal con el mal.

Con esto Cristo no nos pide que no nos defendamos de la injusticia de los hombres, sino que lo hagamos con nuestra confianza puesta en Dios, orando por nuestros perseguidores, y unidos a la voluntad de Dios. Así el Señor sufrió la pasión, pero también así el Señor muchas veces por prudencia se escondió, escapó de sus perseguidores, no respondió las preguntas tramposas que le hicieron, y en su misma pasión preguntó al que lo abofeteó: «¿si he hablado mal dime en que, y sino porque me has pegado?»

Es una nueva y perfecta justicia, que nos pide adhesión libre, pero que nos ofrece a cambio la libertad total, la vida eterna, aquella que han ganado tantos mártires discípulos del Señor, que aún hoy testimonian esta manera de andar los caminos del Señor.

El Señor perdona, y renuncia a la venganza. El SEÑOR NOS LLAMA A PERDONAR Y RENUNCIAR A LA VENGANZA.

EL SEÑOR NOS LLAMA A UNA NUEVA JUSTICIA.

Que su Gracia nos alcance para poder entrar firmemente en el camino del Señor, y perseverar en él, aún cuando tengamos que transitar nuestros calvarios personales, en la espera confiada del día de la Resurrección. DE NUESTRA RESURRECCIÓN.

Por Cristo nuestro Señor. Amén

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here