HAZ QUE MI CORAZON SEA HUMILDE

61
HAZ QUE MI CORAZON SEA HUMILDE
HAZ QUE MI CORAZON SEA HUMILDE

HAZ QUE MI CORAZON SEA HUMILDE

Salmo 51 (50)

¡Ten piedad de mí, Señor, por tu bondad,
por tu gran compasión, borra mis faltas!
¡Lávame totalmente de mi culpa
y purifícame de mi pecado!

 

Crea en mí, Dios mío, un corazón puro,
y renueva la firmeza de mi espíritu.
No me arrojes lejos de tu presencia
ni retires de mí tu santo espíritu.

Los sacrificios no te satisfacen;
si ofrezco un holocausto, no lo aceptas:
mi sacrificio es un espíritu contrito,
tú no desprecias el corazón contrito y humillado.

 

Para leer la Palabra del Señor completa haz click aquí