El Papa Francisco y el Padre Pío

87
6 de febrero 2016 Plaza San Pedro

Aparición del Rostro del Padre Pió en Septiembre 2017 (Lee la nota aquí).

El Papa Francisco y el Padre Pío

Mensaje del Papa a sus devotos, a los que recibió hoy sábado 6 de febrero de 2016, la Plaza de san Pedro al día siguiente de la llegada del cuerpo del santo a la Basílica Vaticana:

Nos une el afecto y el agradecimiento a San Pío de Pietrelcina. Él nos ayudó a descubrir el tesoro de la vida, que es el amor de Dios, y a experimentar la belleza del perdón y  la misericordia del Señor.

Padre Pío fue un servidor de la misericordia a tiempo completo,a veces hasta el agotamiento, en el ministerio de la escucha.  Desde la confesión, dió a todos una caricia viviente de Padre,  que cura las heridas del pecado y conforta el corazón con la paz. No se cansó jamás de recibir  a las personas y de escucharlas, de gastar tiempo y fuerzas para difundir el perfume de perdón del Señor.

Él estaba unido a la fuente: se saciaba  continuamente de Jesús Crucificado, y así se convirtió en un canal de misericordia.

Padre Pío ha vivido el gran misterio del dolor ofrecido por amor. De este modo, su pequeña gota ha llegado a ser un gran río de misericordia, que ha regado tantos corazones desiertos y ha creado oasis de vida en muchas partes del mundo.

Pienso en los grupos de oración, que San Pío llamaba viveros de fe, hogares de amor. La oración, es una verdadera misión, que lleva el fuego del amor a toda la humanidad. El Padre Pío dijo que la oración es una «fuerza que mueve el mundo.

La oración, no es una buena práctica para conseguir un poco de paz en el corazón; tampoco un medio devoto para obtener de Dios lo que nos sirve. Si fuera así, estaría movida por un sutil egoísmo. Pero, yo rezo para estar bien, como si tomara una aspirina: no, no es así. Yo rezo para obtener esto: pero esto es hacer un negocio. No es así. La oración es otra cosa.

La oración es decir: “Toma Tú este problema, Tú que eres padre. Míranos, tú, que eres padre». Es un don de fe y de amor, una intercesión tan necesaria como el pan. Es confiar; confiar a la Iglesia, confiar a las personas, confiar las situaciones al Padre: “yo te encomiendo esto”, para que las cuide.

Como amaba decir el Padre Pío, es «la mejor arma que tenemos, una llave que abre el corazón de Dios».

Es la fuerza más grande de la Iglesia, que nunca debemos dejar, porque la Iglesia da frutos si hace como la Virgen y los Apóstoles, que «perseveraban unidos en la oración»

De lo contrario, se corre el riesgo de apoyarse donde sea: en los medios, el dinero, el poder; y luego la evangelización desvanece y la alegría se apaga y el corazón se hace aburrido.

¿Ustedes quieren tener un corazón gozoso? Recen: esta es la receta.

El Padre Pío, que se definía sólo «un pobre fraile que reza», escribió que la oración es «el más alto apostolado que un alma pueda ejercer en la Iglesia de Dios» El Apostolado de la oración hace milagros.

Junto a la obra de misericordia espiritual de los grupos de oración, San Pío ha querido una extraordinaria obra de misericordia corporal: la “Casa Alivio del Sufrimiento”, inaugurada hace  sesenta años. Él deseo que no fuera sólo un hospital excelente, sino un «templo de ciencia y de oración».

Es tan importante esto: curar la enfermedad pero, sobre todo, cuidar al enfermo.

Curar la enfermedad, pero también cuidar al enfermo. Puede suceder que, mientras se medican las heridas del cuerpo, se agraven las heridas del alma, que son más lentas y, con frecuencia, más difíciles de sanar.

También los moribundos, a veces aparentemente inconscientes, participan en la oración hecha con fe cerca de ellos, y se encomiendan a Dios, a su misericordia.

Tanta gente tiene necesidad, tantos enfermos tienen necesidad de ser ayudados en confiar en el Señor. Les estoy muy agradecido, a ustedes y a cuantos sirven a los enfermos con competencia, amor y fe viva. Pidamos la gracia de reconocer la presencia de Cristo en las personas enfermas y en quienes sufren; como repetía Padre Pío: «el enfermo  es Jesús». El enfermo es Jesús. Es la carne de Cristo.

2 Comentarios

  1. ME gusto mucho esta pajina y los videos del rosario de la presiosa Sangre de nuesto señor jesucristo soy una umilde sierba serbidora del Señor grupo de renobacion carismatico catolica tengo unos pocos años pero le pido a Dios me de ese entendimiento para entender su palabra DIOS LOS BENDIGA

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here