Qué bendición de los buenos Curas!

190
San Juan María VIanney
cura de ars

Qué bendición de los buenos Curas!

Pidamos al Señor que envíe más obreros a sus mies:

En estos tiempos de tanta confusión, la bendición de las nuevas vidas, aún florece en el corazón de cada niño. Cada hijo que Dios nos regala es un Don infinito, para sí, para sus padres, y para toda la comunidad, que en el bautismo recibe un nuevo miembro al gran cuerpo de la Iglesia.

Qué necesario es educar y formar bien un hijo!

Que necesario son los buenos padres, abuelos, tíos, maestros en este camino!

Y para que a todos ellos no falte el necesarios alimento espiritual, y formación para discernir el bien y el mal, para permanecer en Cristo, aún en los momentos de duras pruebas!

Y para que no falte ese necesario nutriente en la fe, qué necesarios son los buenos sacerdotes!

Tengan todos ellos de modelo al Santo Cura de Ars, su celo por las almas, sus horas de confesionario, sus luchas contra el demonio, y su claro rechazo a la mundanidad que da la espalda a Cristo.

Tantas cosas se hablan de que si la pobreza material es urgente, que si los detalles litúrgicos son inviolables, mientras el Señor espera por esos obreros fieles y sencillos dispuestos a dejar la vida por salvar las almas, con ese fuego del amor que viene del Espíritu Santo.

Pidamos al Señor por intercesión del Santo Cura de Ars, por los pastores que hoy dirigen el rebaño de Dios, y por los nuevos pastores que con la Gracia de Dios lleguen al redil, para que sean más de Cristo, y menos de cualquier otra Cosa!

Reciba el Señor esta humilde petición, y para mayor proveer, pidamos a nuestra Santa Madre intervenga también en esta noble intención!!!

Bendiciones a todos nuestros queridos pastores!

Gracias al Padre Montes, Párroco Argentino, en Bagdad, Irak, que nos sugirió esta frase.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here