El Cardenal Newman y su visión, una ayuda para calmar la ansiedad

145
frases del cardenal newman

Calmar la ansiedad

Queridos todos, la ansiedad en estos tiempos del Internet y del bombardeo de información, es un verdadero problema. Es como una lluvia que pasa de tanto en tanto a tormenta, frente a la que necesitamos un «paraguas» que nos proteja de tantos mensajes que nos llega sin procesar, este muchas veces está más cerca de lo que pensamos, de la mano de los Santos y grandes pensadores, que desde su cercanía de Dios, nos transmiten tranquilidad.

Esa tranquilidad que los deportes de conjunto, como el fútbol, transmiten los capitanes experimentados, que cuando el grupo se deja llevar por las tensiones, llaman a la calma con una visión de perspectiva. En el caso de los Santos, de perspectiva trascendente.

Les dejo un breve resumen de lo dicho por el Cardenal Newman sobre preocupaciones que pululaban en la Iglesia de sus tiempos, para que tomemos lección de su humildad y claridad:

“Este es un mundo de conflicto y de vicisitudes en medio del conflicto. La Iglesia es siempre militante; algunas veces gana, a veces pierde; y más a menudo gana y pierde a la vez en diferentes partes de su territorio. ¿Qué es la historia eclesiástica sino un registro de la siempre dudosa fortuna de la batalla, aunque su resultado no es dudoso? Apenas cantamos el Te Deum cuando tenemos que volvernos a nuestros Misereresapenas estamos en paz cuando nos encontramos en persecución; apenas obtenemos un triunfo cuando nos viene un escándalo. En verdad, progresamos por medio de contramarchas; nuestras aflicciones son nuestras consolaciones; perdemos a Esteban para ganar a Pablo, y Matías reemplaza al traidor Judas. Es así en cada época; es así en el siglo XIX; fue así en el siglo IV”[2].

 La ansiedad es resultado de la tensión, y esta es la distancia entre lo que somos (nosotros y el entorno en que somos) y lo que quisiéramos ser (nosotros) y como quisiéramos que sea nuestro entorno. Mirar con los ojos de un Santo, con la perspectiva histórica, y sobre todo con perspectiva de eternidad es el mejor ansiolítico que desde el plano espiritual nos podemos recetar. Bendiciones!

 

frases del cardenal newman